Eclipse de Sol del 20 de marzo de 2015

mosaico1

El próximo viernes 20 de marzo de 2015, tendrá lugar uno de los acontecimientos celestes más bellos que se pueden observar sobre la Tierra. Durante muchos años los eclipses de Sol no fueron bien interpretados, incluso fueron tenidos por eventos catastróficos frutos del mal. Pero lo cierto es que han ayudado enormemente a conocer la composición y comportamiento de la atmósfera solar e incluso sirvieron para confirmar por primera vez en 1919 la Teoría General de la Relatividad de Albert Einstein.

En esta ocasión el eclipse será total  siendo visible como tal en una estrecha franja del Atlántico Norte. Los únicos puntos de tierra en los que se hará de noche durante el día será en las Islas Feroe y el archipiélago Svalvard. En el resto de Europa y parte de África y Asia se verá como eclipse parcial con un porcentaje mayor de ocultación cuanto más al norte nos encontremos. Para la latitud de Madrid la ocultación será aproximadamente de un 66%.

  • NUESTRO ECLIPSE DEL 20 de MARZO

El eclipse del 20 de marzo de 2015 será un eclipse total aunque, como ya hemos dicho, para los observadores que nos encontremos en el centro de la Península Ibérica, solo será visible como parcial, ocultándose aproximadamente un 70% del disco solar. Este eclipse tiene una particularidad astronómica que lo hace muy especial ya que se produce justo en el equinoccio estando el Sol en el punto imaginario en el que se tocan la eclíptica con el ecuador celeste.

Los siguientes datos son para la ciudad de Madrid y hora civil, para otras localidades las horas pueden variar ligeramente:
Inicio del eclipse: 09h 04′ 55” Altura del Sol: 19º
Hora del máximo: 10h 08′ 45” Altura del Sol: 30º
Fin del eclipse: 11h 18′ 05” Altura del Sol: 41º

eclipsemayo1994

  • ¿CÓMO OBSERVAR EL ECLIPSE?

Este es el capítulo más importante ya que, lamentablemente, después de un eclipse de Sol se dan cientos de casos de personas que han sufrido graves lesiones oculares irreversibles por no haber tomado las debidas precauciones a la hora de observar. Debemos recordar que este tipo de lesiones son totalmente indoloras por lo que no nos damos cuenta de que se producen hasta que es demasiado tarde para poner remedio.

NUNCA mirar al Sol directamente, NI SIQUIERA CUANDO ESTÉ ECLIPSADO, ni a través de elementos ópticos como telescopios, prismáticos o cámaras sin la debida protección.

Utilizar siempre filtros adecuados que estén homologados y cumplan con las normativas de seguridad, como nuestras Gafas de Eclipse.

NO utilizar remedios CASEROS, radiografías y películas fotográficas veladas, disquetes o cd’s, vidrios ahumados o gafas de sol. Algunos de estos medios aparentan oscurecer suficientemente la luz solar, pero NO ELIMINAN LAS RADIACIONES INFRAROJAS Y ULTRAVIOLETAS, que son igualmente peligrosas.

El método más seguro es el de la proyección de la imagen solar sobre una pantalla. Puede hacerse simplemente utilizando dos cartulinas, en una de ellas haremos un pequeño agujero y situaremos la otra detrás en paralelo a cierta distancia y haremos que los rayos de Sol pasen por el orificio lo más perpendicularmente posible. El resultado será una imagen del disco solar proyectada sobre la segunda cartulina. Evidentemente la calidad de la imagen no será de primera, pero es un método muy sencillo y sobre todo seguro.

Si contamos con algún elemento óptico como telescopio o prismáticos, podemos usar el mismo método de proyección obteniendo una imagen mucho más nítida y luminosa, pero CUIDADO, la luz se concentrará en el ocular que sufrirá un calentamiento muy alto, pudiendo dañarlo o incluso romperlo en muy poco tiempo. Cuando empleemos este método deberemos asegurarnos de que NADIE a nuestro alrededor mire accidentalmente por el ocular, OJO CON LOS NIÑOS, se quedaría ciego al instante y para siempre.

Otro método seguro consiste en utilizar filtros homologados diseñados especialmente para la observación solar, como las Gafas de Eclipse que están fabricadas con polímero negro que filtran el 100% de los rayos ultravioleta, el 100% de los rayos infrarrojos y el 99,999% de la intensidad de la luz y que cumplen con la normativa europea “CE nº 89/686”.

eclipsemarzo2006

Para la observación directa con prismáticos, cámaras o telescopios, NUNCA utilizaremos los pequeños filtros solares para el ocular ya que pueden romperse debido a la alta concentración de calor, y si esto ocurre mientras estamos observando las consecuencias serían terribles. El filtro, siempre de alta calidad y diseñado para este fin, debe colocarse delante del objetivo o abertura del telescopio o prismático, así conseguiremos que la intensidad de la luz se reduzca antes de pasar por los elementos ópticos y podremos observar con tranquilidad. Hay que poner especial CUIDADO al fijar el filtro, asegurándonos de que no se desprende con facilidad ya que una simple ráfaga de viento o un pequeño golpe en el trípode podría hacerlo caer y convertir la velada en tragedia en un instante.

La recomendación final es que tomemos todas la medidas de seguridad para disfrutar de este maravilloso espectáculo y compartirlo, si es posible, con amigos y familiares. Esto lo convertirá seguro en uno de los momentos inolvidables de nuestra vida. Debemos tener especial cuidado con los niños, ya que no son conscientes del daño que puede causar mirar directamente al Sol.